vía LA MAFIA Y LAS ECUACIONES SIMPLES (por Sara Rosenberg*).

 

los-miserables

Un gobierno que saquea sin piedad , pero hace discursos democráticos, patrióticos, universales y divinos.

Un gobierno que ha producido a través de sus leyes y su política bancaria 570.000 desahucios. Es decir 570.000 robos del derecho a la vivienda.

Un gobierno que permitió y ganó con la especulación inmobiliaria -la burbuja- que enriqueció a sus socios y privó del derecho a techo a las mayorías.

Un gobierno que cerró industrias y destruyó las industrias pequeñas y medianas.

Un gobierno que ha permitido una tasa de desempleo del 25.7 %.

Un gobierno de un país con más de cinco millones de desempleados.

Un gobierno que desde los bancos y las instituciones públicas ha robado con total impunidad el derecho y los bienes públicos.

Un gobierno que ha conseguido que miles de personas pasen hambre o estén en la pobreza o la precariedad.

Un gobierno que cede completamente el control de sus bases militares al crimen organizado de la OTAN, situadas en Rota y Morón, para atacar países y participar en guerras que sólo benefician a la industria armamentística y a sus gerentes, que por supuesto están en el gobierno.

Un gobierno que apalea y criminaliza la protesta ciudadana y encarcela a quienes se pronuncian contra los constantes atropellos y la pérdida de derechos elementales.

Un gobierno que tortura, y no sólo en las fronteras .

Un gobierno que tiene a todos o casi todos sus miembros imputados y/o juzgados por delitos graves de corrupción, blanqueo de capitales, tráfico de influencias, evasión de impuestos, robo .

Un gobierno que sirve a la empresa y desmonta todos los derechos laborales elementales de los trabajadores.

Un gobierno que privatiza y destruye la salud pública para ponerla en manos privadas.

Un gobierno que destruye la educación pública y pretende que la educación sea una mercancía y un privilegio para pocos.

Un gobierno que protege a los ladrones, estafadores y corruptos mientras promulga leyes que niegan el menor derecho a las mayorías.

Un gobierno que maltrata y desprecia constantemente a las mujeres, tanto en su derecho a decidir sobre su maternidad como en sus derechos sociales.

Un gobierno que potencia las diferencias de sangre porque tolera a una monarquía, negando que todos los hombres nacen libres e iguales.

Un gobierno que permite a la iglesia intervenir en asuntos de estado y le cede poderes que corresponden al estado.

Un gobierno que asesina y tortura en las fronteras con vallas de concertinas, apaleamientos y hacinamientos para miles de personas, víctimas de la guerra -(OTAN)- en que está implicado este mismo gobierno .

Un gobierno que permite el tráfico de personas y considera que la prostitución es un negocio que debe registrase en el PIB.

Un gobierno que tolera el tráfico de drogas y considera que es un aporte al PIB.

Un gobierno que destruye el medio ambiente, tala y vende y trafica con la naturaleza que es un bien colectivo.

Un gobierno que ha apoyado a las dictaduras más atroces, Obiang, Videla, Pinochet y que sigue apoyando la violencia y la ilegitimidad de los golpistas y las mafias en America Latina.

Un gobierno que denigra la democracia porque priva a las mayorías de sus derechos elementales de expresión.

Un gobierno que envía soldados a Irak y vende armamento a las huestes terroristas de medio oriente.

Un gobierno que no ha sido ni siquiera capaz de condenar la última masacre de Gaza y mantiene excelentes relaciones con Israel.

Un gobierno para el que los derechos son sólo para un puñado de empresarios y banqueros, mientras los estafados por los bancos, expulsados de sus casas y lanzados a la precariedad no tienen ningún derecho…

(La lista es mucho más larga y está abierta a que la continúen)

Este gobierno se atreve a cuestionar al gobierno de Venezuela y a apoyar abiertamente a los terroristas que han causado tantas muertes, tanto dolor y tanto caos y sufrimiento al pueblo venezolano. Sencillamente porque nuestra querida Venezuela bolivariana se alza sobre la más grande reserva petrolífera del mundo.

Este gobierno de imputados, corruptos y ladrones se atreve a hablar de democracia, mientras financia a criminales y terroristas, colaboradores y socios del narco-terrorista Uribe.

Este gobierno se atreve a defender a Leopoldo López, ahora en la cárcel porque sus últimas intervenciones terroristas causaron cuarenta muertos, cientos de heridos, incendios de escuelas y hospitales, y hace un mes el brutal asesinato de el joven diputado Robert Serra.

Este gobierno que apalea y castiga duramente cualquier protesta se atreve a decir que defiende los derechos humanos.

Debe decir que sólo defiende los derechos de una clase social privilegiada, que es capaz de matar, quemar escuelas, hospitales y universidades, con tal de recuperar el antiguo derecho a robar sin ley que les moleste, corromper la sociedad, destruir el estado y destrozar todo lo público para hacer grandes negocios con el petróleo y por supuesto, el narcotráfico.

Hay antecedentes. En 2002, el anterior presidente del mismo partido –Aznar- apoyó abiertamente el golpe de estado contra el presidente Chávez. Y no han cesado de apoyar a la oposición violenta.

Lo han dicho claramente en la última reunión del FAES, aquí en Madrid, esa fundación que recibe millones del robo de las arcas públicas y que da apoyo a los movimientos más antidemocráticos de America Latina. Todos los miembros del siniestro gobierno de Aznar están hoy imputados por corrupción, sólo falta él.

Y surge una pregunta : ¿ Existe o puede existir la mafia en un solo país? No, la mafia es también un fenómeno global. Se llama imperialismo. Por eso los terroristas venezolanos cuentan con el apoyo del gobierno español y por eso Rajoy declara que defiende a López y sus secuaces.

¿O acaso no han apoyado siempre el terror y la guerra como política de colonización y saqueo?LOGO LA PUPILA

http://lapupilainsomne.wordpress.com/2014/10/25/la-mafia-y-las-ecuaciones-simples/

sararosenberg*Licenciada en Dramaturgia y Dirección de Escena, también Bellas Artes en la Universidad Nacional de Tucumán, estudios que continuó en la Universidad de Québec en Canadá tras su exilio en 1975. Cursó también estudios de Antropología en la Universidad Nacional de México. Es pintora, escultora, fotógrafa y escritora. Ha publicado los libros “Contraluz”, “La edad del barro”, “Un hilo rojo” y “Cuaderno de

Advertisements