Origen: Oriol Junqueras: “Violencia es condenar a un siglo de cárcel a demócratas por poner urnas”

Neus Tomàs / Arturo Puente

Oriol Junqueras (Barcelona, 1969) asegura que no ha renunciado ni un milímetro a sus convicciones y niega que el independentismo engañase a sus votantes. El líder de Esquerra sostiene en respuesta a un cuestionario que eldiario.es le ha hecho llegar a la cárcel de Lledoners que no se arrepiente de nada y considera que la condena de 13 años de cárcel que le ha impuesto el Tribunal Supremo pretende ser un escarmiento.

“No me gusta que se queme un contenedor, pero violencia es condenar a un siglo de cárcel a demócratas por poner urnas”, afirma en referencia a los disturbios de Barcelona. El dirigente republicano añade que el independentismo siempre ha condenado “toda violencia” y considera que en las jornadas de duras protestas que se han vivido en la capital catalana se han producido excesos policiales.

Dice que la sentencia no es justicia sino venganza. ¿Venganza de quién?

Del Estado, de las profundidades del Estado, de aquellos que no dudan en perseguir a demócratas por miedo a perder privilegios. Es venganza por habernos atrevido a poner urnas y hacer un referéndum de autodeterminación. Buscan escarmentarnos, crear miedo en los ciudadanos para que no vuelva a pasar y no entienden que el pueblo de Catalunya ya no tiene miedo de sus amenazas. El camino hacia la independencia es irreversible. La historia nos demuestra que cuando un pueblo decide emprender un camino, lo acaba logrando.

A usted se le ha condenado a 13 años, Se le acusa de haber liderado el 1-O como un “señuelo” y de haber promovido un referéndum que no tenía garantías democráticas. ¿Engañaron a los votantes haciéndoles creer que el referéndum sería vinculante?

No engañamos a nadie, seguimos y cumplimos con el mandato de las urnas. Y el referéndum se hizo como prometimos, con absolutamente todas las garantías. Otra cosa muy distinta es la violencia desatada del Estado. Es una evidencia que pasados dos años del 1-O, no hemos conseguido el objetivo de la República y sabemos que tendremos que volver a pasar por las urnas para conseguir el mandato definitivo. No tengo ninguna duda que así será.

Los jueces del Supremo concluyen que el procés fue una “ensoñación”. ¿Lo fue?

¿Si fue una ensoñación por qué estamos en prisión cumpliendo una condena que en total suma un siglo de prisión? ¿Por qué tuvieron que movilizar al monarca y pegar a la gente que quería votar? Quizás los jueces deban preguntarse eso. Y que tengan muy claro que no hemos renunciado ni un milímetro a nuestras convicciones y nuestros objetivos, somos los que nunca nos cansamos y seguiremos trabajando para hacer realidad la independencia.

Usted siempre se resiste a responder qué habría hecho distinto. Pero han pasado ya dos años y ya hay sentencia, ¿hay alguna cosa de lo hecho durante octubre de 2017 que, si pudiera volver atrás, cambiaría?

No me arrepiento de nada. Como ya le he dicho, cumplíamos con el mandato de las urnas, cumplimos con el programa electoral. Me siento profundamente orgulloso de estar en la cárcel por poner las urnas y estoy convencido que el Estado se arrepentirá de su reacción.

Pedro Sánchez defiende que estamos en “los estertores de una etapa superada” y que se ha constatado que el procés ha fracasado.

Más bien lo que ha fracasado es el estado de derecho en el reino de España. El Estado no tiene proyecto para Catalunya, su único proyecto es mantener la unidad de España a toda costa. Y no hay ningún estado que pueda mantenerse mucho tiempo a través de la imposición. El camino hacia la independencia e irreversible.

Desde el independentismo han repetido “lo volveremos a hacer”. ¿Qué cree que se debe volver a hacer?

Votar en un referéndum de autodeterminación. Persistir en que sólo puede haber una solución, que es la democracia, el referéndum inevitable. Sólo dando voz a los ciudadanos se podrá resolver el conflicto porque de lo contrario, se enquistará. ¿Por qué tienen tanto miedo a las urnas?

Ha dicho que la respuesta a su sentencia no debería ser “de gestos” sino únicamente una “que sirva para avanzar”. ¿Puede poner un ejemplo concreto de algo que sirva para avanzar?

Nadie duda de que el 1-O o el 3-O sirvieron para avanzar. Debemos seguir sumando complicidades y adhesiones. Debemos ser tantos que hagamos inevitable la victoria por desbordamiento democrático. Y seguir demostrando que nosotros somos los que defendemos los derechos de los ciudadanos, les ayudamos, creamos empleo y trabajamos para mejorar el sistema sanitario.

¿Considera que el bloqueo del aeropuerto de El Prat, como hizo el Tsunami Democràtic, es una acción que sirve para avanzar?

Creo que los ciudadanos tienen derecho a expresar lo que opinan, a manifestarse y a protestar respecto a las condenas y a la involución democrática del reino de España. Y me parece muy bien que lo hagan de manera masiva y pacífica como siempre ha sido el movimiento independentista. Del mismo modo, hay que preservar el derecho de aquellos que no quieren manifestarse.

Durante varios días se produjeron disturbios, algunos muy virulentos, que han dejado centenares de heridos, además de diversos destrozos.. ¿Los condena?

Creo que ha habido excesos policiales, sí. Y que se deben asumir responsabilidades. No me gusta que se queme un contenedor, pero violencia es condenar a un siglo de cárcel a demócratas por poner urnas.

En todo caso, siempre hemos dicho que condenamos toda violencia, pero usted solo habla de disturbios y olvida hablar de las impresionantes marchas que movilizaron el país entero, unas muestras de apoyo incontestables y que agradecemos profundamente, y no sólo en Catalunya, sino en diversas zonas de España.

¿Cree que el Govern, los partidos independentistas o el conjunto del movimiento tiene que asumir responsabilidades sobre esas actitudes violentas?

Es difícil condenar más veces la violencia que como lo ha hecho el Govern y todo el movimiento independentista. Creo que ya está bien de intentar criminalizar un movimiento cívico, pacífico y democrático como el independentista. Aún esperamos que el Gobierno español condene la violencia del 1 de octubre.

Si no quieren hablar con el Govern de la Generalitat, con Catalunya, en un momento como el actual, que lo digan y se dejen de excusas, ya somos todos suficientemente adultos.

¿Cree que la respuesta institucional a las condenas –que ha consistido en la comparecencia del president Torra en el Parlament– ha estado a la altura del hecho?

No ha habido ni hay una sola respuesta, se está construyendo cada día.

El Govern anima a la gente a protestar y a la vez los Mossos cargan contra los manifestantes. ¿No le parece una posición como mínimo contradictoria?

El vicepresidente Pere Aragonès y el conjunto del Govern tiene ante sí una gestión muy compleja y aún y así, y como siempre he hecho yo, he defendido al cuerpo de los Mossos y si en algún caso se ha producido un error, estoy convencido que se depurarán responsabilidades.

¿Entiende que esa frase, ese “lo volveremos a hacer” pueda provocar mucho rechazo entre partidos y votantes no independentistas?

Lo que estoy convencido es que nuestra sentencia ha provocado el rechazo de muchos demócratas no independentistas, porque si uno se siente demócrata, no puede resultar impasible ante eso. Este conflicto no se arregla metiendo demócratas en la cárcel, sino votando en un referéndum y dejando que el pueblo catalán decida su futuro.

¿Llegado el caso están dispuestos a investir a Sánchez a cambio de nada?

Estoy muy orgulloso de lo que hemos hecho en el Congreso estos últimos meses. Con nuestra gestión hemos obligado a Pedro Sánchez a sacar su verdadera versión, hemos desenmascarado su verdadera cara. Porque el PSOE no quería frenar a la ultraderecha, no quería un gobierno progresista, solo quería mantener el statu quo y sus privilegios. Han preferido ir a elecciones y dar otra oportunidad a la derecha y la ultraderecha en un contexto muy distinto antes que sentarse a hablar y aceptar nuestros votos. Tanta irresponsabilidad se paga muy cara.

Pero la situación ha cambiado mucho. Con el PSOE que nos amenaza cada día con el 155, que pide el cumplimiento íntegro de penas y que se niega ni a coger el teléfono es imposible que lleguemos a ningún acuerdo. Ellos quieren pactar con Ciudadanos y el PP.

Nuestra única apuesta es ser tan fuertes que obliguemos el Estado a sentarse a una mesa de diálogo. Y pondremos encima de la mesa la amnistía y la autodeterminación. Como más fuertes seamos, más fuerza tendremos para hacerlos sentarse en una mesa de negociación. Hasta ahora, la silla del Estado español ha estado siempre vacía.

¿Cree que indultarlos sería un buen paso para resolver el conflicto político en Catalunya?

Lo que nos pase a nosotros es irrelevante, sabemos que estamos en la cárcel nosotros porque no han podido encarcelar a 2 millones de ciudadanos, y sabemos que la solución solo pasa por más democracia.

¿Usted tiene decidido ya si podría pedir o no un indulto?

Como dije recientemente, el indulto se lo pueden meter por donde les quepa.

Viendo la lectura que hacen algunos medios y partidos de la sentencia, considerándola incluso tibia, ¿cree que tienen alguna posibilidad de conseguir efectivamente la amnistía que reclaman?

Todo el mundo sabe que somos inocentes. Cualquier sentencia que no fuera la absolución, era una auténtica barbaridad. Imagine, 13 años de cárcel por hacer un referéndum. El que crea que la sentencia es tibia, que pruebe a venir una semana a Lledoners y dejará de decirlo. En todo caso, que sepan que nos sentimos orgullosos de estar aquí por poner urnas, sabemos que es una fase más hacia la libertad.

Usted aseguró que no deberían descartarse las elecciones tras la sentencia. Ahora que se conoce el contenido de la misma, ¿es el momento de convocar elecciones al Parlament?

Eso no me toca a mí decidirlo. Pero está claro que ahora necesitamos unas instituciones y unas mayorías fuertes para hacer frente a la ola represiva del Estado que no acaba con la sentencia como estamos viendo.

¿Si no logran aprobar los Presupuestos tiene sentido que este Govern siga?

El vicepresident Pere Aragonès ha hecho una gran propuesta de Presupuestos, si la oposición mira por los ciudadanos y no solo por su propio interés, estoy seguro que se aprobaran. ¿La oposición no querrá que se doten de más recursos las escuelas, los hospitales, los bomberos, las empresas, las entidades sociales, etc? Por tanto, espero y deseo que estén a la altura de la ciudadanía.