Juan Goytisolo entrevista | Literatura | El Viejo Topo

Origen: Juan Goytisolo entrevista | Literatura | El Viejo Topo

Juan Goytisolo entrevista | Literatura | El Viejo Topo

TOPOEXPRESS

Parodia de los ruidos del tiempo. Charlando con Juan Goytisolo

Entrevistas 5 Junio, 2017 Juan Goytisolo

Juan Goytisolo entrevista

Juan Goytisolo entrevista

Aviso al lector: esto no es exactamente una entrevista. Más bien es una charla improvisada en un café, entre dos viejos amigos, con una grabadora a mano. Goytisolo pasó por Barcelona con motivo de la presentación de su última novela, El exiliado de aquí y allá. Miguel Riera charló con él.

En 1980 aparecía en España, publicada por la editorial Montesinos, Paisajes después de la batalla, una novela que no fue muy bien comprendida entonces pero que anticipaba el disparatado mundo en el que muy pronto se vería sumergida la sociedad española. Su protagonista, el Monstruo del Sentier (por el barrio parisiense en el que vive), es un personaje extraño, solitario, que tiene unos misteriosos contactos con organizaciones terroristas, profetiza catástrofes ecológicas y tiene fantasías sexuales que lo acercan al mundo de Lewis Carroll. El Monstruo padece un doble exilio: de su país y de su tiempo, una característica que es fácil rastrear en otros textos de Goytisolo (en su edición de Blanco White, por ejemplo).

Doble exilio sufre también el protagonista de El exiliado de aquí y allá, protagonista que no es otro que el mismo Monstruo de Paisajes, enviado al otro mundo por una bomba lapa pero que no se resigna a estar ausente del todo, y desde su “más acá”, que es nuestro “más allá” –un parque virtual del que Internet es una pieza fundamental– trata de entender el mundo que tan forzadamente había abandonado. La novela, llena de guiños, es verdaderamente divertida, no con el chiste fácil propio de la literatura pretendidamente cómica, sino a través de múltiples alusiones y enlaces subterráneos en una trama difuminada, amén de las a veces hilarantes descripciones de los personajes y sus avatares. Antes de regresar a Marrakech, donde vive habitualmente, Juan Goytisolo paseó por el lugar que más ama de Barcelona: las Ramblas. Y es ahí donde charlamos.

Juan Goytisolo entrevista

—Te voy a hacer una pregunta que ya te habrán hecho un millón de veces…

—No lo creo. La primera pregunta que me han hecho muchas veces es la siguiente: ¿es verdad que usted escribe con un bolígrafo de un euro? Ya ves, la noticia no está siempre en el libro que has escrito, sino en el bolígrafo que has empleado.

—Bueno, esa desde luego no era la que iba a hacerte. No, la pregunta es esta: ¿por qué has regresado a la novela después de haber anunciado que abandonabas ese género?

—Es que en realidad no fue un anuncio. Fue una frase que le dije en una entrevista a Javier Valenzuela y que se convirtió en un titular. Le dije que probablemente no escribiría más, porque en aquel momento no tenía nada que decir y como no escribo por obligación, si no tengo nada que decir me callo.

—Personalmente me alegro. Este libro que acabas de publicar con el pertinente título de “El exiliado de aquí y allá” enlaza con “Paisajes después de la batalla”, donde estabas adelantándote al mundo que venía, y que tú habías detectado. Algunas personas comentaron entonces que te habías extraviado, que exagerabas, que el futuro no sería el que tú pintabas en la novela.

—Cuando apareció Paisajes, en España no existía aún la experiencia urbana que yo sí tenía. Era una sociedad homogénea, no había inmigrantes, las fantasías del Monstruo del Sentier parecían en este contexto meros disparates. Pero en realidad ahí estaba ya todo: el terrorismo, el incendio de las barriadas, el cambio climático, todo está en esa novela.

Juan Goytisolo entrevista—¿Y cuándo decidiste rescatar al Monstruo?

—Entre 2002 y 2004 estuve escribiendo textos que eran como discursos, voces, y pensaba publicarlos en forma de un librito pequeño que se llamaría A la escucha de las voces del tiempo. Luego me di cuenta de que en realidad esos textos no eran islas, sino que constituían un archipiélago. A partir de ellos, poco a poco, elaboré la novela. Ha sido un trabajo complejo porque he querido mantener el argumento en segundo plano y dejar hablar a los textos. Hay una frase de Boris Pasternak que he leído citada en un libro de Sánchez Robayna: Él sueña en una prosa en acción y no en relato. Creo que no hay mejor definición de El exiliado de aquí y allá, es una prosa en acción.

—Te habrás divertido ridiculizando las grandes alienaciones del mundo de hoy…

—Pues sí. Es una parodia, que he intentado hacer lo más cruel posible, de los ruidos del tiempo. Y todo tiene su origen en la lectura de la prensa, en lo que se oye por ahí…

—¿Hasta qué punto es real el mundo que nos pintan los medios?

—Obviamente existe un mundo que está en los medios, pero al margen de ese mundo hay centenares de millones de personas. Hoy las personas sólo existen como noticia, como decía Guy Debord. Esa es la realidad. Lo hemos visto en las elecciones norteamericanas: puro espectáculo. No hay más que ver la inmunda invasión de lo privado en el espacio público, bien patente en los programas de telebasura. Es horroroso.

Juan Goytisolo entrevista

—Al parecer, la vida política y social actual no puede prescindir de la escenificación. Todo se escenifica, incluso la verdad.

—Ya había empezado a tratar ese asunto después de Paisajes en La saga de los Marx, introduciendo la televisión y el cine en la novela. Otros escritores lo hacen al revés: escriben una novela pensando ya en su posible adaptación al cine o la televisión. Es estúpido, para eso es mejor escribir directamente para el cine o la televisión. Claro, este tipo de novela burguesa existirá siembre, pero hay otra forma de narrar.

—De todos modos está bien que se escriban todo tipo de novelas porque hay todo tipo de lectores. El problema surge cuando la crítica y los medios ensalzan novelas que no tienen talla literaria. Cuando los medios olvidan que la literatura es un Arte.

—El fallo más grande de la cultura española, y en esto Octavio Paz tenía toda la razón del mundo, es la ausencia de una crítica literaria y cultural de nivel. Este es el punto flaco de la cultura española. Y si se publican libros de análisis apenas tienen reseñas, aunque algunos sean muy buenos. El libro de Sánchez Robayna Deseo, imagen, lugar de la palabra es extraordinario, y nadie ha dicho nada.

—Hablando de Guy Debord, ese elemento espectacular ha sido incorporado por todos los segmentos sociales, en tu novela incluso por los antisistema. Incluso el terrorismo se piensa desde el espectáculo, desde el poder y desde las organizaciones que lo practican.

—Sí, claro, se busca sobre todo el efecto mediático: “Han puesto una bomba en un edicificio em-ble-má-tico”.

—Vaya, como explicitas en la novela, la has tomado con esa palabra, emblemático. ¿Por qué? Es una palabra de uso corriente en los medios de comunicación.

—No la soporto. Es como “entrañable”. Antes todo era “entrañable”, y ahora todo es “emblemático”. Hay palabras que se ponen de moda, y yo detesto las modas.

Juan Goytisolo entrevista—Tu obra literaria es una continua vuelta de tuerca. El extravío literario del que algunos habían hablado no es otra cosa que la plasmación de un inconformismo radical. ¿Cómo crees que está siendo recibida en España tu obra por parte de la crítica?

—Bueno, depende, hay para todos los gustos. Normalmente el escritor cambia de tema. Los novelistas que publican a menudo, lo hacen sobre la relación con su padre, o hablan de la infancia, de la guerra civil, etc. De temas distintos. Yo no cambio de tema, cambio de propuesta literaria. Cada libro es una propuesta literaria distinta. Y la novedad, claro, choca.

—Cuando recibes malas críticas, ¿cómo te lo tomas?

—Cuando recibo malas críticas me consuelo leyendo la co-rrespondencia de Flaubert con George Sand, en la que dice: “¿Ha visto usted cómo los críticos se ensañan conmigo y las alabanzas que reciben…” y entonces da una lista de nombres perfectamente desconocidos. Siempre ha sido así.

—Peor es la ausencia de crítica, es decir, la incapacidad de la crítica –salvando excepciones, que siempre las hay– para abordar determinadas obras. Recuerdo que cuando publicaste “Las virtudes del pájaro solitario” se produjo un silencio tremendo, yo creo que porque la crítica no sabía cómo abordar el libro.

—Ya decía André Gide que lo que se comprende en un abrir y cerrar de ojos no suele dejar huella. Y a veces el crítico no pasa de la primera página. Claro que hay razones de otro tipo. Paisajes después de la batalla no fue entendido en España porque la realidad que evocaba no era conocida aún en España, y tampoco fue bien aceptada en Francia porque presentaba un París que no coincidía con el tópico que reflejaban los escritores extranjeros, que siempre hablaban del Quartier Latin, de Montparnasse, de los barrios aristocráticos, etc. Recuerdo que la responsable de cultura de Le Monde le dijo a un amigo que yo no tenía derecho a hablar así de París, lo consideraba como una agresión. En cambio la novela tuvo muy buena crítica en Londres y en Nueva York. Si hubiese escrito las mismas cosas sobre Londres posiblemente la crítica francesa la habría saludado y la inglesa la habría boicoteado.

—Son visiones etnocéntricas, en realidad provincianas, de lo que debe ser la ciudad.

—No se dan cuenta de que las ciudades, como las personas, son mutantes. En mi novela todo es mutante, ya has visto que los personajes cambian. El personaje a veces se pone en la piel del rabino rasta, a veces se confunde con Alicia, Alicia es a la vez un imán y una señora que hace un número porno, o se transforma en la ratera encoñada… buscando la inverosimilitud, pero también la realidad que hay detrás de esa inverosimilitud

—Las tres religiones del Libro quedan ahí sarcásticamente retratadas, por lo menos en sus versiones más integristas. ¿Qué relación tienes tú con la religión?

—Bueno, una cosa son las tradiciones religiosas, que me parecen respetables siempre que no opriman a la población… Y he tenido una relación muy intensa con san Juan de la Cruz y el sufismo árabe… De lo que estoy en contra es de la ideologización, la politización y la comercialización de la religión. Lo que desenmascaro es que cuando se habla de espiritualidad muchas veces lo que hay detrás es poder, riqueza y mando, eso es lo que están buscando

—Yo te tenía por pretecnológico, y ahora pones a tu protagonista en el ciberespacio…

—En realidad y como todos vivo rodeado de gente que domina el mundo virtual… empezando por los dos chavales mayores que corren por mi casa y que están siempre en Internet… eso me ha ayudado a convertir el más acá del personaje en un enorme parque cibernético. Por cierto, el subtítulo de la novela es un homenaje a Machado de Assis.

—Ah sí, claro, en “Memorias Póstumas de Blas Cubas” Blas escribe también desde el otro mundo.

—Es un homenaje a una de las más grandes novelas que se han escrito.

—¿De que otra filiación literaria procede la novela, si es que puede hablarse en estos términos?

—Explícitamente hay una referencia al Quijote. Por ahí está Cándido de Voltaire, Jacques el fatalista de Diderot y sobre todo Bouvard y Pécuchet, que para mí es un libro de cabecera. Cuando estoy de mal humor abro sus páginas y en cinco minutos se me pasa. Yo desearía que la gente con sentido del humor y que esté momentáneamente de mal humor leyera esa novela.

—En tus dos novelas está presente con fuerza el tema del terrorismo….

—El terrorismo es importante por sus consecuencias, y también por la alianza existente entre el terrorismo y el sistema. Desde el 11 de septiembre estamos atrapados entre la sociedad de consumo y la conversión del terror en mercancía.

Juan Goytisolo entrevista

—Una mercancía con la que se comercia para conseguir tener a la sociedad domesticada.

—Claro, Orwell tenía razón. Si te paseas por el centro de Londres quedas fotografiado al menos trescientas sesenta veces. Una vuelta completa.

—Una cosa lleva a la otra. Habrás visto que lo de Afganistán no lleva camino de solucionarse…

—Se han metido en un embrollo. Si uno ve la historia, con el fracaso del intento de ocupación inglesa en el siglo XIX, después la invasión de la URSS con el fracaso que conocemos… Se han metido en un barrizal del que no van a poder salir fácilmente. Y si a esto sumamos la situación de EEUU en Iraq, donde están empantanados… sin poder quedarse ni salir… Si salen lo harán desplumados y enseñando el trasero, si se quedan siguen prolongando una situación insostenible, y con Irán de por medio. ¿Cómo se le ocurre atacar Osetia del Sur a este loco de presidente de Georgia? Menudo disparate. Porque imaginar que EEUU iba a intervenir es absurdo, y acaba por hacerle el juego a Putin.

—Has citado a Irán. ¿Crees que EEUU, directamente o a través de Israel, puede crear un nuevo conflicto en ese país?

—Parece imposible que EEUU vaya a enfangarse de nuevo, pero cabe la posibilidad de que Israel lo arrastre. Eso sería un desastre descomunal. Yo he defendido siempre el reconocimiento del Estado de Israel dentro de las fronteras internacionalmente aceptadas. Pero la política que está llevando a cabo, machacando a la población palestina con una brutalidad que no tiene nombre, a la larga es suicida. Hablando con Jean Daniel, él me dijo esta frase tan reveladora: Tengo miedo por Israel e Israel me da miedo. No se puede expresar mejor. Para cumplir el deseo de tener un estado como los demás, los sionistas han creado un estado que no es como los demás, un estado excepcional que ignora todas las resoluciones de la ONU, que hace lo que quiere.

—Hace lo que quiere porque le apoya el gran patrón.

—El apoyo incondicional de EEUU me parece muy grave, tanto para EEUU como para el propio Israel.

—¿Qué opinas de eso que llaman intervención militar humanitaria?

—Que es muy selectiva. En Bosnia no hubo intervención humanitaria. En el genocidio de Ruanda tampoco. Me parece muy bien que se eviten todas las matanzas, pero los Derechos Humanos se les exigen a unos países y a otros no. En la prensa norteamericana se hablaba mucho de la situación en Guinea Ecuatorial, pero en cuanto apareció petróleo se acabó, desapareció del mapa de los países que vulneran los derechos humanos

—Volviendo a Palestina: cuesta entender que Hamás y Al Fatah sigan a la greña y no puedan acordar una política conjunta ante Israel.

—La primera vez que estuve en la franja de Gaza fue durante el rodaje de la primera Intifada, Luego volví después de los acuerdos de Oslo, y me llamó la atención que todos, en el entorno de Arafat –los llamaban los tunecinos–, se habían construido unas villas suntuosas junto al mar, en un país que estaba en la miseria, y no encontré a nadie que me hablara bien de ellos. Había un descontento general… A mí no me sorprendió que Hamás ganara las elecciones, porque estaba creando una serie de instituciones caritativas, de ayuda a la gente, de promoción social, y los otros… en fin. Obviamente yo simpatizo más con Al Fatah que con Hamás, pero hay que ver la realidad tal como es.

—Regreso a la literatura. Desde tu punto de vista, como escritor alejado de los ruidos españoles, ¿cómo se inserta tu obra en el conjunto de la literatura contemporánea española?

—Yo creo que todo escritor de verdad es una anomalía. Todos los escritores que me interesan son anomalías dentro del panorama cultural.

—¿Y qué escritores españoles contemporáneos te interesan?

—De mi generación, desde luego Sánchez Ferlosio. Tiene una actitud ética con respecto a la cultura, extraordinaria. Por mi parte confieso que leo mas poesía que narrativa, y con la poesía soy muy exigente. En la poesía encuentro lo que yo también busco, la concentración verbal, y no la gran extensión. Pero he leído a algunos novelistas jóvenes que me interesan: Javier Pastor, Juan Francisco Ferrer, José María Pérez Álvarez, que ha escrito tres extraordinarias novelas, Cabo de Hornos, Nembrot y La soledad de las vocales. Pero hay otros más, algunos que a veces colaboran en Quimera intentan hacer cosas nuevas, se les ve una voluntad de cambio, de renovación.

—En las entrevistas, ¿qué es lo que te preguntan más veces?

—Casi siempre me preguntan por qué no me dan el premio Cervantes o el príncipe de Asturias. Siempre contesto que son los escritores los que honran los premios, y no los premios a los escritores. Sanchez Ferlosio honró el Cervantes cuando se lo dieron, y no al revés. Y un premio, en cambio, puede deshonrarse, como cuando se lo dieron a Francisco Umbral.

—¿Cuál es el último premio que te han dado?

—El Juan Rulfo, en Guadalajara, el mismo año en que la literatura catalana fue la invitada de honor.

—¿Sabes que ahora hay dos premios Juan Rulfo, el de Guadalajara y uno nuevo que se da en Francia, creo que lo da “Le Monde Diplomatique”? Es extraño… Oí rumores de que la Generalitat de Catalunya iba a condecorarte con la Cruz de Sant Jordi.

—No sé. Me llamó alguien y me habló de que me daban esa cruz, pero le conteste que ya había llevado yo demasiadas cruces en la vida para tener que soportar otra.

En estos momentos, solo cinco hombres poseen casi tanta riqueza como la mitad de la población mundial – Paul Buchheit 

Origen:

En estos momentos, solo cinco hombres poseen casi tanta riqueza como la mitad de la población mundial – Paul Buchheit | Sin Permiso

 

El año pasado eran 8 hombres, que entonces bajaron a 6 y ahora son prácticamente 5.

Mientras los estadounidenses se fijan en Trump, los super-ricos se están fugando con nuestra riqueza, y la plaga de desigualdad continúa creciendo. Un análisis de datos de 2016concluyó que las cinco décimas partes más pobres de la población mundial poseen unos 410 mil millones de dólares como riqueza total. A 8 de junio de 2017, los cinco hombres más ricos del mundo poseían más de 400 mil millones de dólares en riqueza. Así, de media, cada uno de ellos posee casi tanto como 750 millones de personas.

¿Por qué permitimos a tan poca gente transferir grandes porciones de la riqueza mundial a ellos mismos?

La mayor parte de los super-super-ricos son estadounidenses. Nosotros, el pueblo americano, creamos internet, desarrollamos y financiamos la Inteligencia Artificial y construimos una masiva infraestructura de transportes, aunque dejamos que solo unos pocos individuos tomaran casi todo el crédito, junto a cientos de miles de millones de dólares.

Los defensores de la brecha de riqueza fuera de control insisten en que todo está bien, porque, después de todo, Estados Unidos es una “meritocracia” en la cual los super-ricos se han “ganado” todo lo que tienen. Prestan atención a las palabras de Warren Buffett: “El genio de la economía estadounidense, nuestro énfasis en la meritocracia, un sistema de mercado y un imperio de la ley, ha permitido a generación tras generación vivir mejor de lo que lo hicieron sus padres.”

Pero no es una meritocracia. Los hijos ya no están viviendo mejor de lo que lo hicieron sus padres. En los ocho años desde la recesión, el valor del Wilshire Total Market[1] se ha más que TRIPLICADO, creciendo de un poco más de 8 billones a cerca de 25 billones de dólares. La gran mayoría de ellos se han ido a los bolsillos de los estadounidenses más ricos. Solo en 2016, el 1 por ciento más rico transfirió de la riqueza del resto de la nación a la suya propia cerca de 4 billones de dólares, con cerca de la mitad de la transferencia de riqueza (1,94 billones de dólares) procediendo del 90 por ciento más pobre de la nación: las clases medias y bajas. Eso supone más de 17.000 dólares en viviendas y ahorros per cápita, entre las clases medias y bajas, perdidos hacia los super-ricos.

¿Una meritocracia? Bill Gates, Mark Zuckerberg y Jeff Bezos han hecho poco que no hubiera sucedido de igual manera. TODA la moderna tecnología de EEUU comenzó con –y en gran medida continúa con– nuestros dólares pagados en impuestos, nuestros institutos de investigación y nuestros subsidios a las corporaciones.

¿Por qué permitimos a la gente rica no cualificada decirnos cómo vivir? ¡Especialmente a Bill Gates!

En 1975, a la edad de 20 años, Bill Gates fundó Microsoft con su compañero de instituto Paul Allen. En aquél momento, el sistema operativo CP/M de Gary Kildall era el estándar de la industria. Incluso la empresa de Gates lo usaba. Pero Kildall fue un innovador, no un hombre de negocios, y cuando IBM llegó pidiendo un sistema operativo para el nuevo PC de IBM, sus retrasos condujeron el servidor central de la empresa a Gates. Incluso aunque la recientemente creada empresa Microsoft no podía cubrir las necesidades de IBM, Gates y Alenn vieron una oportunidad, por lo que se apresuraron a comprar los derechos de otros sistemas operativos de empresas locales, que estaban basados en el sistema CP/M de Kildall. Kildall quiso demandar, pero las leyes de propiedad intelectual para el software aún no habían sido promulgadas. Kildall fue un creador estafado.

Así que Bill Gates tomó lo de otros para convertirse en el hombre más rico del mundo. Y ahora, debido a su gran riqueza y al mito de la meritocracia, MUCHA GENTE LE BUSCA PARA SOLUCIONES EN ÁREAS VITALES DE LAS NECESIDADES HUMANAS, tales como educación y producción global de alimentos.

·       Gates sobre educación: ha promovido monitores galvanizados de respuesta a la piel para medir las reacciones biológicas de estudiantes, y la grabación en video de profesores para evaluar sus actuaciones. Sobre los colegios ha afirmado que “los mejores resultados han llegado en ciudades donde el alcalde está a cargo del sistema educativo. Por lo que tienes un ejecutivo, y el consejo escolar no es tan poderoso.”

 

·       Gates sobre África: con inversiones en ella o acuerdos con MonsantoCargill y Merck, Gates ha manifestado su preferencia por el control de las corporaciones sobre los países pobres considerados incapaces de ayudarse a sí mismos. Pero no hay problema, ya que según Gates, “para 2035, no habrá casi ningún país pobre en el mundo.”

Warren Buffett: pidiendo pagar impuestos en el mayor tramo (mientras su propia empresa no tenga que pagar)

Warren Buffett ha abogado por impuestos más altos sobre los ricos y un impuesto de sucesiones razonable. Pero su empresa Berkshire Hathaway ha utilizado “cantidades hipotéticas” para “pagar” sus impuestos mientras realmente aplazaba 77 mil millones de dólares en impuestos reales.

Jeff Bezos: 50 mil millones de dólares en menos de dos años, y combatiendo los impuestos de siempre

Desde finales de 2015, Jeff Bezos ha acumulado tanta riquezacomo para cubrir el conjunto del presupuesto de vivienda de EEUU de 50 mil millones de dólares, que sirve a 5 millones de estadounidenses.

Bezos, que ha obtenido amplios beneficios de internet y de la infraestructura levantada durante muchos años por mucha gente con muchos de nuestros dólares pagados en impuestos, ha utilizado paraísos fiscales y caros lobistas para evadir los impuestos debidos por su empresa.

Mark Zuckerberg (el 6º más rico del mundo, el 4º de EEUU)

Mientras Zuckerberg estaba desarrollando su versión de red social en Harvard, los estudiantes de la Universidad de Columbia, Adam Goldberg y Wayne Ting construyeron un sistema llamado Campus Network, que era mucho más sofisticado que las primeras versiones de Facebook. Pero Zuckerberg tenía el nombre de Harvard y mejor apoyo financieroTambién se presupone que Zuckerberg pirateó los ordenadores de sus competidores para comprometer los datos de sus usuarios.

Ahora, con sus miles de millones, ha creado una fundación “caritativa”, que en realidad es una empresa de responsabilidad limitada exenta de impuestos, dejándole libre para hacer donaciones políticas o vender sus holdings, todo sin pagar impuestos.

Todo ha encajado para el joven Zuckerberg. No le queda nada más que hacer que presentarse a presidente.

La falsa promesa de la filantropía

Muchos individuos super-ricos han comprometido la mayor parte de sus fortunas en causas filantrópicas. Esto sería muy generoso, si mantuviesen sus promesas. Pero no es realmente lo que ocurre.

Los multimillonarios estadounidenses hicieron en todos los casos sus fortunas debido a la investigación, la innovación y las infraestructuras que constituyen los fundamentos de nuestras modernas tecnologías. Han tomado créditos, junto a sus masivas fortunas, para éxitos que se derivan de la sociedad más que de unos pocos individuos. No debería ser una decisión de una persona cuál debe ser un uso apropiado de esa riqueza.

En cambio, se debe comprometer una parte significativa de los beneficios anuales de la riqueza nacional a la educación, la vivienda, la investigación en salud y las infraestructuras. Eso es lo que los estadounidenses, sus padres y abuelos han ganado después de medio siglo de duro trabajo y productividad.

 

 

[1] El Wilshire 5000 Total Market Index, o simplemente Wilshire 500, es un índice bursátil que indica el valor del conjunto de acciones activas en los Estados Unidos. [N. del T.].

 

es profesor universitario y miembro activo de US Uncut Chicago. Su último libro es Disposable Americans: Extreme Capitalism and the Case for a Guaranteed Income. Es asimismo fundador y promotor de páginas web educativas y sobre justicia social (UsAgainstGreed.org, PayUpNow.org, RappingHistory.org, así como editor y autor principal de American Wars: Illusions and Realities (Clarity Press). Puede contactarse con él en paul [at] UsAgainstGreed [dot] org.

Fuente:

Traducción:

Adrián Sánchez Castillo

Ferrovial implicada en la detención ilegal de refugiados en Australia 

Origen: Ferrovial implicada en la detención ilegal de refugiados en Australia | Periodistas en Español

 

 

Broadspectrum, empresa filial de la multinacional española Ferrovial, está concernida en el acuerdo de indemnización a personas refugiadas en Australia, acuerdo que obliga al gobierno australiano a pagar más de 70 millones de dólares australianos de indemnización a casi 2000 personas refugiadas y solicitantes de asilo por detenerlas ilegalmente en la isla de Manus (Papúa Nueva Guinea) en condiciones terribles, y que debe propiciar su reasentamiento seguro, ha informado Amnistía Internacional.

“Aunque el acuerdo de indemnización es importante, no subsana las injusticias que han sufrido las personas refugiadas y solicitantes de asilo en la isla de Manus ni cambia sus circunstancias actuales. El gobierno australiano debe afrontar por fin la ineludible realidad de que sus políticas de detención extraterritorial son insostenibles y trasladar a todas las personas atrapadas en ellas a Australia en condiciones de seguridad”, ha afirmado Kate Schuetze, investigadora de Amnistía Internacional sobre Oceanía.

ai-ferrovial-Manus

Campamento para personas refugiadas de la filial de Ferrovial en Manus
Campamento para personas refugiadas de la filial de Ferrovial en Manus

El acuerdo de indemnización se ha alcanzado tras la presentación de una demanda colectiva en nombre de 1905 personas detenidas en la isla de Manus en aplicación de la política de detención extraterritorial de Australia. La demanda incluía 200 declaraciones de testigos, 200 000 documentos y más de 50 comparecencias judiciales. El despacho de abogados que presentó la demanda colectiva detalló las crueles condiciones imperantes en la isla de Manus, muchas de las cuales había denunciado Amnistía Internacional.

El acuerdo alcanzado por las partes será pagado por el gobierno australiano y sus proveedores de servicios, incluidos G4S y Broadspectrum. En abril de 2016, Broadspectrum se convirtió en filial de la multinacional española Ferrovial.

“Este acuerdo debe transmitir un mensaje claro a todas las empresas implicadas en las políticas de detención extraterritorial del gobierno australiano, intrínsecamente abusivas, pues pueden ser consideradas responsables. Estas empresas deben cerrar sus actividades en la isla de Manus y ninguna otra empresa debe contemplar siquiera la idea de sustituirlas”, sostiene Kate Schuetze.

El año pasado, el Tribunal Supremo de Papúa Nueva Guinea resolvió que el centro de detención gestionado por Australia era “ilegal” e “inconstitucional”, no obstante lo cual el gobierno australiano no lo ha clausurado todavía. No se ha hecho público ningún plan para el reasentamiento en condiciones de seguridad de las personas que siguen encerradas en la isla de Manus.

A Re(in)volución Francesa 

Origen: A Re(in)volución Francesa | Ollaparo. O universal é o local sen muros

RAFAEL CID

Un ano para comemorar o quincuaxésimo aniversário de “Maio do 68”, Franza retoma o espírito conservador que denunciara Marx cando deixou escrito “a tradición das xeracións mortas oprime como un pesadelo o cerebro dos vivos” (O 18 Brumario de Luis Bonaparte). As eleccións presidenciais que, por defecto acumulado, outorgaron a vitoria ao ex banqueiro Enmanuel Macron demostran que a única esquerda existente e resistente no hexágono está na abstención responsabel. Desde as entrañas do réxime, cumprimentando as regras do xogo e os seus sacros mandamentos, aínda que sexa coa sa intención de mudalo todo, podemos non máis do que seguidismo, servilismo e continuísmo.

   Atrás da cortina.Martin Whatson.Miami 2015

Ocorreu na Grecia, cando a coalición radical Syriza e o seu líder Alexis Tsipras terminaron sendo os principais valedores do modelo austericida que reiterada e solemnemente prometeran derrogar. E acaba de suceder, desde as súas antípodas ideolóxicas, no país veciño coa chegada ao poder, mediante o voto concentrado da cidadanía, do que fose alto executivo e asociado da banca de investimento Rothschild durante o conflitivo período 2008-2102. Precisamente una das entidades financeiras que, coa súa cobiza e desmáns, cebaron a crise económica e social que sofren nas súas carnes as sociedades europeas e as súas clases populares.

Certamente os métodos usados en ambas as dúas circunscricións para chocar esa estratexia do escorpión foron distintos, mas non distantes. No caso heleno procurouse un escarnio co que dar exemplo en testa allea a imposibilidade de desafiar ao sistema. O famoso “non hai alternativa” da señora Thatcher. O desalmado da trama utilizada entón consistiu en que fose o propio Tsipras, convertido en insospeitado Torquemada, o encargado de aplicar a “solución final” para dobregar aos solevantados gregos que ratificaran en referendo a súa vontade de enfrontarse á Troika. Menos sinistro, ainda que igualmente cínico, foi o procedemento activado recentemente en Francia polos poderes fácticos a fin de entronizar “democraticamente” a un dos seus.
Ao esconxuro dun extravagante “non pasarán”, esgrimido como aglutinante dun bloco común contra a ultranacionalista Marine lle Pen e coreado puntualmente por políticos, intelectuais e medios de comunicación, logrouse que un dos pirómanos da crise resulte elixido como xefe de bombeiros por decisión dos seus damnificados. A distopía realizada. Até mesmo moitos seguidores de Franza Insumisa de Jean-Luz Mélenchon, forza revelación que na primeira volta obtivo un referendo eleitoral do 21,3%, terminaron decantándose malgre lui polo neoliberal Macron, como demostra o 66% de votos finalistas obtido polo representante de En Marcha. Cifra imposible só sumando á súa 24% inicial, o 20% dos Republicanos de François Fillón e o reducido 6,3% de Benoit Hamon polo cadavérico Partido Socialista. Aínda que desa propina “antifascista” de FI nenguén quer lembrar. En España, durante a transición, usouse unha artimaña parecida, pero ao revés, para xustificar que a entón oposición de esquerdas (PCE e PSOE) pactase cos neofranquistas e aceptase o xefe de Estado designado polo ditador. Nesa ocasión, consígnaa -espantallo foi evitar “volver ás andadas” con outra guerra civil. E o beneficiado do apertón, outro partido de aluvión recentemente fretado que non era nen carne nen peixe, a Unión de Centro Democrático (UCD).

Mas o relato, lonxe de acabarse, en realidade empeza agora. As presidenciais francesas serviron para demostrar que o ocaso do bipartidismo é unha realidade contante e soante, e ademais que o réxime de partidos está en aberta decadencia (ver http://www.rojoynegro.info/articulo/ideas/partidos-kaput). Tanto porque a opinión pública decatouse que, ao cabo, o partidos-aparello actúan como máquinas que parasitan o público no seu gaño, como porque os seus propios dirixentes, chegado o caso, son os primeiros en vulnerar os principios democráticos que debían presidir a súa organización interna. Vímolo hai pouco co golpe de man dado polos cadros do PSOE e o sanedrín de Ferraz ao ex secretario xeral Pedro Sánchez, e ultimamente nas primarias do PSF, cun derrotado ex primeiro ministro Manuel Valls que non hesitou sabotar ao gañador, o seu compañeiro de partido Hamon, postulándose a favor do seu teórico rival Macron.

A novidade neste fin de ciclo que despunta é a aparición de formacións “pret a porter”, como En Marche, que imitan desde a dereita a partidos “apaña-todo” e movementos colaborativos tipo Podemos ou Movimento 5 Stelle. Todas son organizacións omnivoras, envorcadas en xerar confianza entre o eleitor abstracto, mentres se afastan do rancio formato orgullosamente desenvolvido arredor da identidade ideolóxica dos seus afiliados. Mutou o modelo de negocio. Alén diso, autocualificarse de dereita ou de esquerda xa non imprime carácter, e empeza a ser percibido como un lastre para acceder ao poder. Por iso é polo que nengún dos grupos políticos emerxentes utilice ese reclamo no seu cartón de visita. Prefiren o xenérico expansivo ao específico introspectivo, caso de En Marcha, Podemos, Movimento 5 Stelle, Ciudadanos. O fracaso de Esquerda Unida (EU) explícase precisamente pola limitación que nunha sociedade cambiante como a presente supón procurar a maioría social necesaria para gobernar desde a reserva ideolóxica. Circunstancia que en EU se agravaba co férreo control exercido polo Partido Comunista (PCE) sobre os seus órganos federais de dirección colectiva.

O transcendental do acontecido  na Franza, o irremediablemente novo, reside en que agora o partido que asume a función de suplente ao goberno e alternativa ao statu quo é o posfascista Fronte Nacional, en proceso de metamorfose para converterse nun movemento de carácter soberanista que compita cos signatarios da globalización. Marine Le Pen, por obra e graza dese artificial “todos a una como Fuenteovejuna” que aliñou e alienou ao resto dos partidos co home da “casa Rothschild”, que en diante  mostrará con vangloria o rango de xefa da oposición e máximo referente do primeiro partido obreiro na súa  “aldea gala”. Nen esquerda nen dereita, senón todo o contrario: o espírito de Vichy.

Irrompe así outra paradigma. Por primeira vez desde a Segunda Guerra Mundial a esquerda social deixa de ser a divisa das forzas progresistas, e iso porque as súas bases tradicionais, sentíndose traizoadas polos seus partidos e dirixentes, están a cambiar de bando. Por iso é polo que a opción representativa das clases traballadoras decimadas polo paro e a inseguridade ante o futuro leve hoxe o ADN da extrema dereita proteccionista. Rompeuse a ecuación que igualaba esquerda a obreiro, e aparece unha versión espuria do proletariado militante que apoia teses xenófobas. E encima, tamén novidade nestes anos, o rédito cultural do antifascismo nas urnas será patrimonio de grupos conservadores, denomínense neoliberais ou socioliberais. A función crea o órgano.
Mas non vale con constatar os efectos ocultando a cabeza como a avestruz mentres se cantan as comúns ladaíñas do vitimismo. Hai que saber, ou polo menos expolo, como se chegou a isto. Causas e efectos, medios e fins, e asumir responsabilidades para buscar saídas ao envurullo e podermos ollar á cara sen  nos avergoñar. Desde logo, non hai unha razón para explicar o tenebroso devalo, senón múltiples. Mas,polo menos, dous de perfís sobrepostos, un endóxeno e outro exóxeno, son óbvias. En primeiro lugar, a superioridade do “homo económico” sobre o oxidado “suxeito ético”, pola común confluencia de neoliberais e marxistas en ponderar o material como motor civilizatorio. Desde esa perspectiva, en realidade outra versión de pensamento único, a pinga malaia dos adversarios irreconciliables terminou formateando un cidadán unidimensional, cunha sensibilidade embotada pola ficción de salvagardar a súa íntima prosperidade. Sen máis valores que os derivados do proceso de produción e consumo (martelo e bigorna da obediencia debida), semella lóxico que cando a crise puxo en precario o seu modus vivendiacudise a porse baixo a protección de novos salvadores que lle ofrezan volver á casa de saída sen maiores reparos.

Isto demostra o equivocado da teorización marxista que vía no fascismo a última trincheira da burguesía para defender os seus intereses. O fascismo e o nazismo, antes e agora se puidese facerse a translación mimética, son expresións agresivas do estatismo nacionalsocialista, cun substrato de peroracións anticapitalistas e un afouto desprezo aos valores que encarna a democracia (como o “socialismo nun só país ” estalinista). Esta é a outra das patas da paradoxal catarse en marcha. Tese que defendeu Friedrich Pollock, membro destacado da Escola de Frankfurt, fronte á escolástica marxista-leninista na súa obra “Is National Socalism a New Orde?”.

Afirmaba heterodoxamente Pollock que case todas as características esenciais da propiedade privada foran destruídas polos nazis e que en xeral a racionalidade técnica substituíra o formalismo legal como principio reitor da sociedade, logrando deste xeito a primacía da política sobre a economía. (Martin Jay. La  imaginación dialéctica. Páx. 255-256). Pautas que se observan nese discurso contra as elites e a denuncia da oligarquía que explica en parte o corremento tectónico das bases obreiras cara á Fronte Nacional. Porque se damos por bó o mainstreammarxiano ao uso comungariamos coa aberración de considerar a Macron e Le Pen como un tándem en competencia simulada.

Todo o antes exposto vale tamén para os sindicatos, aínda que non participen directamente na competición política. De feito, moitos dos votantes que encumiaron a Macron e fixeron o propio con Marine Lle Pen pertencen a esas mesmas centrais que, no caso francés, non chegaron a se pó de acordo para plasmar nun documento común o rexeitamento á fronte Nacional. Unha contradición andante que os retrata como meras andrómenas burocráticas e de defensa corporativa. Sexan cales fosen as súas credenciais e a súa caste ideolóxico. Nen sequera o anarcosindicalismo, que por filosofía e experiencia opera á marxe da loita polo poder e ten unha tradición antiautoritaria e asistémica, está libre de contaxio. A mellor prospectiva de organizacións como CNT ou CXT está en potenciar o seu perfil emancipatorio. Sen un movemento libertario nómade que polinice a sociedade civil o anarcosindicalismo corre o risco de acanallar sen remisión.

(Nota. Este artigo foi publicado no número de xuño do mensual Rojo y Negro)

LA COALICIÓN OCCIDENTAL BOMBARDEA CON FÓSFORO BLANCO A LA POBLACIÓN SIRIA EN AL RAQA, CAUSANDO DECENAS DE VÍCTIMAS MORTALES 

Origen: LA COALICIÓN OCCIDENTAL BOMBARDEA CON FÓSFORO BLANCO A LA POBLACIÓN SIRIA EN AL RAQA, CAUSANDO DECENAS DE VÍCTIMAS MORTALES | EL BLOG DE CARLOS

Decenas de civiles sirios murieron en la ciudad de Al-Raqa a causa de los bombardeos con fósforo blanco, realizados por la coalición liderada por EE.UU.

Los ataques aéreos “sin precedentes” se dirigieron el jueves contra los barrios de Mashlab, Haret al-Bado y Rmaileh, según el informó la radio siria Sham FM, agregando que se desconocía el número de víctimas civiles, aunque estimaciones indican que podrían ser decenas.

Los activistas de la norteña ciudad de Al-Raqa publicaron imágenes en las que se ve el cielo de esa localidad, iluminado por una lluvia de cohetes brillantes que golpeaban la urbe.

Las agresiones aéreas también dejaron decenas de civiles heridos, mientras que el número de muertos podría ser mucho mayor de los 17 anunciados por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), opuesto al Gobierno de Damasco, cuya sede está en Londres, capital británica.

La izquierda europea y la tragedia griega – Dimitris Konstantakopoulos 

Origen: La izquierda europea y la tragedia griega – Dimitris Konstantakopoulos | Sin Permiso

 

La izquierda europea y la tragedia griega

El día de los trabajadores griegos y los empleados fueron a la huelga general en protesta contra el nuevo aluvión de supuestas “reformas” impuestas por los “acreedores” en el contexto de un programa que está destruyendo a los griegos y su país, los presidentes de los grupos socialdemócrata, verde e izquierda unida del Parlamento Europeo Gianni Pitella, Ska Keller y Gabi Zimmer emitieron un comunicado sobre Grecia.

Todavía esperamos que los eurodiputados de esos tres grupos repudien esta declaración increíble y vergonzosa. Por el momento no lo han hecho. (1) Esos tres líderes de “izquierda” no han escrito, en su declaración, una sola palabra de solidaridad con las familias de decenas de miles de griegos que han sido empujados a poner fin una vida que ya no podían tolerar más, como resultado de las “reformas” impuestas a Grecia por Alemania y otros gobiernos europeos, la UE y el FMI.

Tampoco encontraron una palabra de solidaridad con los 1,5 millones de griegos que viven en condiciones de extrema pobreza como resultado de la política aplicada con el apoyo de Frau Merkel, M. Juncker y Mme. Lagarde.

Ni con los pensionistas que ahora ven sus pensiones reducidas un 30% en el 17º  recorte sucesivo en siete años, impuesto por los acreedores y votado por el Parlamento griego en un contexto de amenaza y chantaje. Por el contrario, apoyaron la legislación que recortaba esas pensiones.

Ni una palabra de simpatía con los pobres pacientes de cáncer griegos que van a morir porque no tienen dinero para pagar el tratamiento en un hospital privado, mientras el sistema de salud griego se desmorona bajo los recortes impuestos como consecuencia de las reformas apoyadas por Alemania, la UE y el FMI.

Pero estos eurodiputados de izquierda si encontraron palabras para instar al gobierno griego a continuar con las llamadas reformas, impuestas por una alianza de las élites alemanas y europeas con las finanzas internacionales, reformas que ya han causado – y siguen causando – una de las mayores catástrofes económicas y sociales en toda la historia del capitalismo internacional.

Uno se pregunta si alguien en Europa necesita una izquierda así y, en caso afirmativo, para qué.

Las reformas de la UE y el FMI en Grecia: cómo destruir una economía

Basta con recordar que Grecia, como resultado de un programa supuestamente diseñado para evitarlo, ha sufrido una caída del 27% en su producción económica, su PIB. Más, en términos relativos, que las pérdidas materiales de Francia o Alemania durante la Primera Guerra Mundial. Es más de lo que se padeció durante la depresión de 1929-1933 en los EE.UU. o la crisis de la República de Weimar en Alemania. Grecia lleva casi diez años de recesión continua, lo que es probablemente un récord histórico absoluto.

El ministro de Finanzas alemán, Herr Schaeuble, una figura que parece haber escapado de las páginas del Marqués de Sade y, a diferencia de M. Juncker o Mme. Lagarde, es incapaz de ocultarlo, explicó estos hechos en la conferencia de Davos del año pasado llamando al primer ministro griego, e indirectamente a todos los griegos, “estúpido”. Dijo que sus reformas eran una gran idea, pero que la forma en la que los griegos la estaban aplicando era estúpida.

No sé ni me importa si Herr Schaeuble es inteligente o estúpido. Lo que sé es que el Sr. Shaeuble es un mentiroso.

Un día se me ocurrió que, como soy griego, muy probablemente también soy estúpido. Decidí preguntarle a un alemán, el jefe de la “European Task Force” para Grecia, el Sr. Reichenbach, por qué hay tanta diferencia en el resultado de los programas de la Troika para Grecia y, por ejemplo, Portugal. El Sr. Reichenbach respondió:“Hemos obtenido estos resultados en Grecia porque hemos reducido tres veces más la demanda en la economía griega que en la economía portuguesa”.

En efecto. Tan sencillo como eso. Esta profunda depresión, sin precedentes, era y es el resultado inevitable de las medidas económicas impuestas por la Troika.

Un crimen y un acto de guerra, no un error

El desastre griego no tiene nada que ver con la inteligencia o la estupidez. Tampoco ha sido o es un error, porque

1) Si se tratase de un error, hubiera sido corregido hace mucho tiempo.

2) Es difícil de creer que algunos de los mejores economistas del mundo, muy bien pagados por el FMI, la UE o los gobiernos alemán y francés puede cometer tales “errores”, es decir, destruir un país europeo entero por accidente, por así decirlo, sin entender lo que están haciendo. (2)

3) Como sabemos ahora gracias a estas revelaciones publicadas y las revisiones internas del propio FMI, este programa se adoptó en virtud de un golpe de estado dentro del propio FMI en 2010, incumpliendo sus propias reglas y estatutos. Tal golpe de Estado fue necesaria precisamente porque los economistas fueron capaces de predecir el resultado, no porque no pudieran, y ese resultado era claramente inaceptable incluso en términos de la ortodoxia neoliberal.

Semejante golpe de estado en el FMI hubiera sido simplemente imposible sin el consentimiento de los gobiernos de Alemania, Francia y Estados Unidos, de la Comisión de la UE y de los capitostes de las altas finanzas internacionales.

Esta es la razón por la que el programa de reforma griego no fue un error, sino que fue y sigue siendo un asesinato premeditado, por medios económicos y políticos, de una nación y un estado europeo, por razones mucho más importantes que el propio propio país.

Si llegaron tan lejos en Grecia y no en los otros países del sur de Europa, también fue a propósito, porque si hubieran tratado de aplicar un programa de este tipo en todos los países del sur correrían el riesgo de consolidar una alianza y provocar una revuelta en la mitad de Europa. Por eso tuvieron que elegir un solo país para su experimento, utilizándolo como chivo expiatorio de todos los males de Europa y una amenaza o una advertencia, por implicación, para todos los demás. (Y tuvieron éxito, si hemos de juzgar por el comportamiento del Sr. Pittella, que parece no recordar lo que le pasó a Italia en el pasado, como consecuencia de su alianza con Alemania). Todo esto ha sido muy bien explicado en textos anteriores de la Izquierda Unida Europea (3).

En 2010 dijeron que querían ayudar a Grecia a resolver sus problemas. Siguen repitiendo que Grecia ha recibido una enorme ayuda financiera de sus socios europeos y el FMI. Eso es verdad. Pero lo que no dicen es que más del 95% de ese dinero fue a manos del Deutsche Bank, BNP Paribas y otros bancos europeos y estadounidenses.

El programa de rescate griego fue realmente un programa de rescate, pero no para Grecia. Fue un programa de rescate de los bancos europeos y estadounidenses, que fueron capaces de amortizar sus pérdidas transfiriéndolas al Estado griego, haciendo la deuda soberana griega más “insostenible” y destruyendo la infraestructura productiva y social de Grecia.

Al mismo tiempo, Alemania y otros países del norte consiguieron un enorme beneficio económico directo, neto, de la destrucción de Grecia, mediante las tasas pagadas por sus bonos estatales, por no hablar de los beneficios del saqueo de propiedad pública y privada griega, por no hablar de los beneficios por el aplazamiento, a costa de la destrucción de Grecia, de la crisis que pende permanentemente sobre el sector bancario europeo.

En 2010 se dijo que Grecia tuvo que adoptar el programa de rescate porque estaba sobre-endeudada. Como resultado de estas políticas, la deuda soberana griega pasó de 115% a 185% del PIB y, al mismo tiempo, se creó una importante burbuja de deuda privada. Dejando a un lado la teoría de que las personas que dirigen la economía europea son estúpidas y no saben lo que están haciendo, la conclusión obvia es que lo que los diseñadores de este programa de reformas tenían en mente era exactamente lo que lograron. Su objetivo era aumentar la deuda pública y privada griega y luego usarla, como lo han hecho, para apropiarse de propiedades públicas y privadas griegas y de la soberanía del Estado griego.

Por ello el gobierno alemán se niega persistentemente a cualquier debate serio sobre la deuda y a cualquier solución seria y definitiva del problema. No es que Schäuble no quiera que los alemanes tengan que “pagar por los griegos”, es que Alemania y sus bancos ya han ganado un montón de dinero, tanto directa como indirectamente, de la destrucción de Grecia. Es que Berlín quiere mantener esta arma a su disposición permanente y la utilizan para saquear y someter a Grecia.

El FMI también quiere quedarse con ella, pero también quiere más estabilidad en todo el programa y su extensión gradual al conjunto de Europa. Por eso quiere algún tipo de recorte de la deuda, pero no hasta el punto de permitir que Grecia sea un país soberano de nuevo. Y esta es la razón por la que las “medidas de alivio de la deuda a medio plazo”, actualmente en fase de negociación entre el FMI y Berlín, no sólo serán insuficientes sino también implicarán regulaciones neocoloniales que permanecerán en vigor durante muchas décadas.

Esta situación en relación a la deuda griega y la posición del país dentro de la zona euro está provocando una enorme inestabilidad por sí misma. Sólo los fondos buitres quieren “invertir” en un país en el que nadie sabe qué pasará mañana.

El término “reformas” es una invención de los Orwells y Goebbels de nuestra época para designar lo que es claramente un crimen y un acto de saqueo y de guerra, aunque no convencional, sino político y económico: una “guerra de la deuda” contra el pueblo griego, la democracia griega y su soberanía.

Ahora el señor Schäuble ha impuesto a Grecia el requisito de obtener excedentes fiscales de 3,5% a 4% anualmente durante muchos años, algo claramente imposible. Y sigue pretendiendo que Grecia será capaz de pagar 100 mil millones de euros, para reembolsar su deuda, a principios de la próxima década.

De nuevo, no es una cuestión de inteligencia o estupidez. Sino de mentiras, no sólo a los europeos en general, sino también a los propios ciudadanos alemanes, que, tarde o temprano, van a pagar la factura por las decisiones de sus dirigentes, como ocurrió dos veces en el siglo XX.

La política europea de la derecha alemana no beneficia socialmente a las clases populares alemanas, porque el dinero que Alemania obtiene de Grecia, no se distribuye equitativamente entre ellas. Pero también está en contra de los intereses nacionales de Alemania, ya que dilapida todo el capital político que ha acumulado a partir de 1945 para destruir y someter a un pequeño país europeo. Los alemanes ya pueden ver las consecuencias en el Brexit y en el ascenso de la extrema derecha francesa. Esto es sólo un preludio de la crisis que se avecina.

Ahora surge la pregunta de nuevo: ¿Cuál es la política de la izquierda alemana y europea? ¿Tienen una? ¿Han aprendido algo del colapso del PASOK en Grecia, del Partido Laborista holandés o de los socialistas franceses?. ¿O son tan dependientes de sus fuentes de financiación que están dispuestos a suicidarse?

Tal vez, en lugar de acusar a los ciudadanos europeos de girar hacia la extrema derecha, ¿no sería más útil que los dirigentes de la izquierda europea se mirasen al espejo?

Un golpe contra la democracia europea

Esas “reformas” griegas, apoyadas en la declaración citada por los supuestos “socialistas”, “ecologistas” e “izquierdistas” en el Europarlamento, no son un simple experimento neoliberal, aunque muy duro. Grecia se ha convertido en terreno de experimentación de los “cambio de régimen”, e incluso de lo que podríamos llamar “cambio de país” en Occidente. Lo que están tratando de hacer es transformar un régimen de democracia occidental en un mecanismo de gobierno directo por las finanzas. Las formas externas de la democracia parlamentaria se mantienen intactas, pero se las despoja de contenido.

La Troika impone cada día sus dictados en Atenas. Sus representantes llaman todos los días a los funcionarios del gobierno y les reprenden por cada palabra o acto, incluso el más pequeño, que consideren que va en contra del “programa de reformas”. En cuanto a los representantes del “gobierno griego”, que ni siquiera pueden protestar, porque de hacerlo correrían el riesgo de revelar el grado de sumisión al que ya se han sometido.

Miles de páginas de textos legales (y nadie sabe quién los preparó, y quién los ordenó) son enviados a Grecia, traducidos mediante programas informáticos de traducción automática del inglés en un griego con frecuencia incorrecto y luego votados en un simulacro por el Parlamento, bajo el chantaje de los ultimatums de un maníaco ministro alemán de Finanzas y de los asesinos económicos del FMI. Todo ello contra la voluntad del pueblo griego, tal como se expresó directamente en el referéndum del 5 de julio de 2015 y de las disposiciones fundamentales de la Constitución griega y de los Tratados de la UE.

Los acreedores han usurpado incluso el funcionamiento del día a día de los asuntos más importante del gobierno mediante la creación de una constelación de “autoridades independientes”, que son “independientes” del gobierno griego y el pueblo griego, pero muy dependiente de ellos .

Así funcionan las cosas en un país miembro de la UE, que el Financial Times llama un “protectorado occidental”, pero otros, quizás de manera más precisa, llaman una “colonia de la deuda” para describirlo.

No es ni siquiera una colonia sin más. Es una colonia sometida a la destrucción permanente y al saqueo, en proceso de ser transformada en una forma de economía y sociedad esclavistas. Más de la mitad de los jóvenes griegos no tienen un puesto de trabajo o la perspectiva de encontrar uno, a pesar de la demolición, tanto legal como en la práctica, de los salarios y de los derechos que antes disfrutaban los trabajadores griegos. Los padres, y especialmente las madres, que son probablemente las más sobre-protectoras de toda Europa y que hasta hace poco han querido mantener a sus hijos lo más cerca posible, ahora solo tienen un gran sueño: ver a su descendencia emigrar, incluso si tienen que vivir en Australia, África o los Emiratos.

Los que emigran son los más educados y más activos, precisamente aquellos a los que el país necesita más para sobrevivir. Miles de muy bien formados (a expensas del estado griego) médicos y enfermeras, por ejemplo, ahora dotan los hospitales alemanes, mientras el sistema sanitario griego se derrumba bajo el peso de las llamadas “reformas”.

Una vez más, no hay ningún error. Strauss-Kahn, entonces director del FMI, explicó a los parlamentarios griegos en 2011 que la solución al problema del desempleo sería que los jóvenes griegos emigrasen “temporalmente”.

Al apoyar este tipo de “reformas”, la declaración de los tres grupos del euro parlamento de “izquierdas” están apoyando la vuelta de Grecia a unas condiciones sociales medievales y la abolición de la democracia en el país donde se inventó y denominó por primera vez en la historia humana.

¿Algo así puede ser útil para los trabajadores y los ciudadanos alemanes, italianos y de otros países europeos?

Si tiene éxito las finanzas, con la ayuda de las élites políticas europeas, incluyendo las llamada “izquierdas”, en la imposición de un régimen de este tipo en Grecia, ¿no integran extenderlo, tarde o temprano, primero en el sur, y a continuación, también al norte de Europa?

El saqueo de Grecia

La declaración por desgracia, no sólo apoya la destrucción económica y social de Grecia y la abolición de la democracia. También apoya el saqueo de ese país. Sus palabras sobre la libre competencia coinciden con la presión que se ejerce sobre el gobierno griego para que abandone su resistencia final a la venta de toda propiedad pública griega, incluyendo de la principal empresa productora de electricidad del país, la Empresa Nacional de Electricidad. Hablan de competencia, pero en realidad lo que quieren es asegurarse de que los intereses económicos alemanes y no los chinos acaban siendo los nuevos propietarios de la empresa de energía griega.

¿Quién escribe semejantes comunicados como el firmado por los tres presidentes de los grupos europarlamentarios de izquierda? ¿Ellos mismos, sus asesores o los representantes de los intereses privados?

El Banco Central Europeo esta excluyendo a Grecia de su programa de flexibilización cuantitativa. Como resultado, las empresas rentables griegas no pueden  obtener financiación y están en una posición muy desventajosa en comparación con sus competidores extranjeros que, con la ayuda de esta competencia desleal, están conquistando el mercado griego, o lo que queda de él.

Han adquirido, o están adquiriendo, las comunicaciones, los aeropuertos, aunque sólo los más rentables, la industria del turismo, los bienes inmuebles. Están quedándose con todo, incluida la propiedad privada de los griegos, a través de unos impuestos exorbitantes para pagar el mantenimiento de una deuda insostenible.

No es necesario ser de izquierda o socialista para rebelarse contra la vuelta a unas relaciones entre las naciones europeas similar a la existente durante las guerras del opio del imperialismo británico contra China.

Es suficiente tener la dignidad humana más elemental.

Por desgracia, las cosas pueden empeorar aún más. Si continúan estas políticas van a conseguir a largo plazo lo Mikis Theodorakis llamó una vez una “Grecia sin griegos”. Muchas personas evitan tener hijos. Los jóvenes están emigrando, Grecia está una contracción demográfica continua, con una población cada vez más débil en todos los sentidos.

Si este proceso continúa Grecia se convertirá en un país gobernado por extranjeros, propiedad de extranjeros, habitado por unos nativos cada vez más viejos y enfermos. El imperio de las finanzas habrá triunfado donde la Acrópolis se yergue como un recordatorio de la saga de la derrotada democracia ateniense, el primer esfuerzo, hasta hoy no superado, de los seres humanos por gobernarse a sí mismos.

El FMI  y la deuda

Los tres representantes de la “izquierda europea” también están apoyando, de manera indirecta, pero claramente, la continuación de la presencia del FMI en Europa como supremo gobernador económico. Me pregunto desde cuándo tal organización – que, por sus actividades en el Tercer Mundo y los países ex ”socialistas”, se ha ganado una reputación mucho peor que, por ejemplo, la CIA, y que constituye la expresión colectiva de la voluntad del capital financiero internacional y de los Estados Unidos de América-, es la herramienta adecuada para dirigir la economía de cualquier país europeo.

Nuestros tres “izquierdistas” también están apoyando un ambiguo “esquema de alivio de la deuda griega a medio plazo” en discusión entre Alemania y el FMI. ¿Saben de que se trata? Porque la reestructuración anterior, conocida como PSI, resultó ser la primera reestructuración de la deuda que se recuerda tan claramente en contra de los intereses del deudor.

En el contexto de este PSI primero obligaron a los hospitales, fondos de pensiones, universidades griegos a amortizar sus bonos estatales, perdiendo así la mayor parte de su patrimonio. A continuación, se embarcaron en la transformación radical de los términos legales de la deuda soberana griega, en detrimento de Grecia, cambiándolo de deuda de entidades privadas a deuda pública, introduciendo la ley colonial británica y la jurisdicción de los tribunales extranjeros sobre las reclamaciones jurídicas  de la deuda.

Antes de la reestructuración del PSI de la deuda en 2011, la deuda griega estaba denominada en la moneda nacional griega, por lo que no hace falta decir que se convertiría automáticamente a una moneda griega si Grecia decidiese abandonar el euro. Después de 2011 se denominó en euros. Anteriormente el Parlamento y los tribunales griegos eran los responsables. Ahora, se aplica la ley colonial británica y los tribunales extranjeros tienen jurisdicción para juzgar los conflictos pertinentes.

Una vez más, esta reestructuración no condujo a una disminución sino a un aumentó de la deuda griega en relación con el PIB.

Los acreedores exigieron, y el Parlamento griego adoptó, medidas tan suicidas aprovechándose de que los dos principales partidos griegos entonces, el PASOK y Nueva Democracia estaban, como ahora se ha demostrado ampliamente, en la nómina de la compañía alemana Siemens y de muchas otras empresas. Incluso si hubieran querido, los políticos griegos no hubieran podido hacer nada para resistir la presión externa, ya que corrían el riesgo de que se hicieran públicos los sobornos y la corrupción y fueran procesados.

¿Por qué estos europarlamentarios de “izquierda” no piden una comisión internacional para investigar la cuestión griega en su conjunto, el origen de la deuda griega, las permutas de Goldman Sachs, que Draghi, que trabajó para ellos, explique todo lo que sabe, el papel del gobierno alemán y de la Comisión de Bruselas, las conexiones entre los líderes empresariales de Francia y Alemania y la corrompida clase política griega, y muchas otras cosas que podrían ayudar a los ciudadanos europeos a comprender lo que está sucediendo.

Ahora el imperio de las finanzas ha sido capaz de transformar su propia crisis en una guerra de la deuda intra-europea. Lo más probable es que los ciudadanos europeos se unieran para oponerse si llegaran a ser conscientes de lo que las finanzas han hecho y cómo se utilizan los antagonismos dentro de Europa.

¿Tienen estos partidos de “izquierda” una posición sobre el quid de la cuestión, la deuda griega y los acuerdos neocoloniales impuestos por Berlín, la UE, el BCE y el FMI a Grecia? ¿O no la tienen?

La solución a la cuestión griega

Para resumir mi propia posición:

Hay tres y sólo tres cosas en las que todos los economistas decente en el mundo estarían de acuerdo:

– el programa de “reformas” griego ha sido y continuará siendo un desastre

– la deuda griega es insostenible

– la Tierra es plana y gira alrededor del Sol

No es necesario ser de izquierda, socialista o comunista para entender esto. Es suficiente leer el periódico de los industriales alemanes,  Handelsblatt  o los estudios de los institutos económicos alemanes. Una lectura cuidadosa de ambos sería muy útil para cualquiera que desee hacer carrera en el gobierno en Berlín.

La naturaleza de las políticas aplicadas en Grecia es objetiva, no cambia porque el primer ministro griego se auto califique de “radical de izquierda”.

Tsipras será al final juzgado por la forma en que preparó, o mejor dicho, no preparó, al pueblo griego para resistir las fuerzas atacantes. Pero sea lo que digan o hagan los gobiernos griegos, no cambia las responsabilidades de las fuerzas atacantes: Berlín, Bruselas y el FMI.

Cualquier que quiera proponer una solución al problema griego debe, en primer lugar, responder a estas preguntas. Y eso incluye a los partidarios del Grexit, porque estos problemas son los que están literalmente matando a los griegos y a Grecia y no van a desaparecer mañana si Grecia sale del euro y / o la UE. (4)

Por diversas razones, hay una gran cantidad de confusión en las discusiones sobre Grecia, junto con una gran simplificación, ya que el problema griego se presenta principal o exclusivamente como un problema de pertenencia o no a la zona euro. Si bien es muy importante per se, esta discusión oscurece el hecho de que cualquier solución progresista, democrática, a la crisis griega, cualquier solución capaz de salvar a Grecia y frenar la ofensiva del nuevo totalitarismo financiero europeo, tiene que incluir tres elementos, con independencia de la moneda:

– la necesidad de revocar los acuerdos entre Grecia y los acreedores;

– la necesidad de un alivio sustancial de la deuda soberana griega o, como mínimo, una moratoria en los pagos hasta que el país vuelva de verdad a la senda del desarrollo;

– un Plan Marshall para reparar el daño causado y dar nuevas perspectivas a ese país.

No se trata de políticas socialistas o comunistas. Son las que aplicó Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial como medio de hacer frente a la cuestión alemana.

Estas son las políticas que deben integrarse en un programa político serio para el conjunto del continente (algo de lo que la izquierda europea ahora carece) y ligadas al esfuerzo de construir un sujeto político europeo para complementar los sujetos políticos nacionales y luchar por ese programa. Nos guste o no, objetivamente los europeos viven cada vez más en un solo estado. Pero nuestra vida política y pública está, subjetivamente, confinada a los contextos nacionales, que se están volviendo cada vez más irrelevante. Hay una necesidad urgente de colmar esta brecha. Es más necesaria que en el momento de la conferencia de Zimmerwald una federación de los movimientos de izquierda nacional-populares de Europa, capaz de actuar realmente como un sujeto político europeo.

Notas:

(1) Es probable que este comunicado fuese emitido debido a la ansiedad por el resultado de la reunión del Eurogrupo del 22 de mayo. Nos hubiera gustado también que una crisis así no hubiera sucedido ahora por una razón: el pueblo griego y las fuerzas democráticas y progresistas de Europa no están en absoluto preparados para hacerla frente. Sin embargo, si sucede, sucederá debido a la propia estructura del programa y debido a la actitud obstinada del ministro de Finanzas alemán, que quiere humillar al gobierno griego y obligarle a salir de la zona euro en contra de su propia voluntad y que se niega a discutir todo lo relacionado con la deuda griega. Se puede criticar Schäuble por lo que está haciendo sin apoyar un programa que equivale a un desastre para los griegos y Grecia.

(2) De hecho, el gobierno alemán y las empresas privadas alemanas o francesas como Siemens o los bancos o sus amigos de Goldman Sachs siempre sabían mucho mejor que el gobierno griego y el pueblo griego lo que está sucediendo en Grecia, por una razón muy simple. Desde hace años pagan regularmente a la mayoría de los políticos griegos, partidos y altos funcionarios del Estado, como ha sido revelado y publicado tanto en Grecia como en Alemania. Es simplemente ridículo afirmar que Grecia falsificó los datos estadísticos para entrar en la zona euro, con la ayuda de las permutas de Goldman Sachs, sin que el Gobierno alemán o la Comisión Europea lo supieran. El mismo Juncker, en un lapso de sinceridad, dijo públicamente en 2011:“todos sabíamos lo que estaba ocurriendo en Grecia. Pero no decíamos nada a causa de las exportaciones de Francia y Alemania”.

(3) la señora Zimmer puede encontrar una gran cantidad de información acerca de lo que está pasando en Grecia en los textos de su propio partido Die Linke o de la Fundación Rosa Luxemburgo o la declaración firmada por casi todos los líderes de la Izquierda Europea conocida como el “Llamamiento Mikis -Glezos”.

(4) No podemos en el contexto de este artículo discutir la cuestión esencial de la salida de Grecia del Euro. Una salida de Grecia de la zona euro puede ser necesaria, incluso si no parece ser la mejor solución, en las circunstancias concretas actuales, pero por sí sola no va a resolver la cuestión de la deuda o las consecuencias de los acuerdos suscritos en el pasado con los acreedores. Esas dos cuestiones, que amenazan directamente la supervivencia del pueblo griego y su estado, permanecerán dentro o fuera de la zona euro y de la UE. por eso, para discutir el problema griego como esencial o exclusivamente un problema del euro es, en el mejor de los casos, una simplificación peligrosa.

Es así porque no toma en cuenta que a lo que nos enfrentamos en Europa no es simplemente un problema de una zona monetaria “mal” diseñada. A lo que nos enfrentamos es a una guerra delas finanzas contra la democracia europea y el estado de bienestar social, una ofensiva que se mantendrá dentro o fuera de la zona euro y / o la UE, con o sin la UE.

Si mañana aparece en Grecia un sujeto político y un movimiento de masas que, en el contexto de una lucha por la supervivencia social y la consiguiente elaboración de un proyecto coherente y global para la salvación del país, desarrolla tal capacidad, debe prepararse para la introducción de un medio de pago nacional. Sin embargo, ni existe tal fuerza política ni un movimiento de masas actualmente, especialmente después de la catástrofe de SYRIZA y ANEL.

Puede haber muchos “Grexits” y pueden tener diferentes consecuencias económicas y geopolíticas, muy progresistas o muy reaccionarias. Es muy distinto que Grexit sea la consecuencia de un movimiento popular serio y fuerte y otra que sea como resultado de una decisión de Herr Schäuble y el ala más extremista del establishment internacional después de Donald Trump y Marine Le Pen. El segundo tipo de salida de Grecia podría llevar no a una recuperación de la soberanía nacional griega, sino a la destrucción hasta los últimos restos del estado griego, en el contexto de nuevos diseños geopolíticos, muy radicales. Si se vive en Berlín o en Bruselas, a menudo no existe la geopolítica. Pero es muy diferente en el Mediterráneo Oriental.

es periodista y escritor, ex secretario del Movimiento de Ciudadanos Independientes, ex miembro del Comité Central de SYRIZA, miembro del consejo editorial de la revista internacional Utopía, ex jefe de la oficina de la Agencia de Prensa griega en Moscú, fue asesor del primer ministro Andreas Papandreou para las relaciones Este-Oeste y el control de armamento.

Fuente:

Traducción:

G. Buster

Temática:

Felap: al menos 187 periodistas latinos asesinados en un lustro 

Origen: Felap: al menos 187 periodistas latinos asesinados en un lustro | Periodistas en Español

Pancarta con el lema "no se mata la verdad matando periodistas"

La Federación Latinoamericana de Periodistas (Felap) con sede en Argentina, estima que al menos 187 periodistas fueron asesinados en los últimos cinco años, la mayoría de países como México, Brasil y Honduras, se informó en las sesiones del XII Congreso de esta organización, informa Andes.
 
Pancarta con el lema “no se mata la verdad matando periodistas”
Pancarta con el lema “no se mata la verdad matando periodistas”
El chileno Ernesto Carmona, secretario ejecutivo de la Comisión Investigadora de Atentados a Periodistas (Ciap) de la Felap, denunció que existe “una mortífera guerra encubierta del poder político corrupto contra comunicadores de la prensa, fotógrafos y locutores”.
 
“Se trata de una guerra sucia donde solo mueren miembros del sector más vulnerable, los trabajadores de la prensa”, agregó.
 
En el informe, presentado en el Congreso de la Felap en Buenos Aires, se conoció esa impactante cifra de profesionales asesinados en la región se reportó desde el 2012 hasta el 31 de diciembre de 2016.
 
“Estas muertes no causan ninguna conmoción mediática, salvo entre los compañeros y las futuras víctimas y los medios donde laboran. Al final, estas víctimas no viven en países desarrollados ni tampoco existe ninguna guerra en esta región del mundo”, comentó.
 
Asimismo resaltó que el promedio regional anual ascendió a 37,6 casos, incluido cuatro colegas mujeres. En 2016 todas tenían una edad promedio de 41 años.
 
Subrayó que este sector también hay muertos de ‘primera’ y ‘segunda clase’, ya que los periodistas asesinados en América Latina no aparecen en las noticias, “morir no es la noticia”, acotó.
 
De los 16 países de la región que registran más casos de reporteros muertos se encuentran en primer lugar México, con 64 víctimas, Brasil con 35, Honduras con 34, Guatemala con 16 y Colombia con 14.
 
Existen otras 17 naciones de América Latina y el Caribe donde no se asesinan a periodistas como Bahamas, Belice, Costa Rica, Cuba, Chile, Dominica, Jamaica, Guyana, Uruguay, por citar algunos, según Carmona.
 
La muerte a manos de sicarios pagados con dinero de la corrupción y su principal aliado que hoy es el narcotráfico y de otros poderosos sectores económicos elimina sistemáticamente a periodistas libres de compromisos antiéticos, ante la complicidad de sistemas políticos permeados por el envilecimiento de la corrupción, concluyó.
 
ALGO DE JAZZ, BLUES, ROCK...

La música que me sorprende. Music that amazes me.

lasonrisasingato

Just another WordPress.com site

abordaxe

comunicación anarquista galiza

MUSAS DISIDENTES

La poesía es mi último cartucho.

Los Niños Perdidos

disputar lo existente. liberar lo posible. reencantar el mundo.

LA CONCHIGLIA DI VENERE

The Nude in Art History

(OTHER) SKATEBOARDING

Catálogo beta

La Haine - La Haine

artefactos para habitar las barricadas en flor

Círculo de Bellas Artes

artefactos para habitar las barricadas en flor

Nâzim Hikmet en español

artefactos para habitar las barricadas en flor

Poesía y otras zarzas

Blog de Enrique Gutiérrez Miranda. ēgm. 2017

El mejor viaje del mundo

Fuimos sedentarios, somos nómadas. Como las aves, estamos de viaje sobre esta tierra. Would you join us.

VIAJES AL FONDO DEL ALSA

“Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos” – Maya Angelou

1di

la poesía es un arma cargada de futuro

montse piñeiro

Escenografía, iluminación, fotografía. ilustración

Abril de Novo Magazine

Sempre à esquerda!